Polluelo - Foto de M. Paz Acuña

El fin del Parque Ahuenco es preservar la flora y fauna del lugar, a través del desarrollo del conocimiento y valoración del entorno. El camino elegido ha sido el impulso de la investigación en el área, el establecimiento de relaciones con la comunidad de Chepu, vecina al predio, y la consolidación de una comunidad de propietarios activa con esta iniciativa.

Durante los últimos diez años se han desarrollado proyectos de investigación a cargo de investigadores de las Universidades del Chile, Austral, de Los Lagos y de otras universidades nacionales y extranjeras. Uno de nuestros principales objetos de conservación es la pingüinera de Ahuenco, sitio de anidación de unos 2.000 pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus) y también de algunos pingüinos de Humboldt.

También nos interesa la biota marina presente en las costas de nuestros predios, por la importancia que esta costa tiene como reservorio natural para la reproducción de especies que después son arrastradas por las corrientes marinas poblando la zona central del país.

Queremos, asimismo, preservar el bosque y constituirnos como una zona de amortiguación colindante con el Parque Nacional de Chiloé. Buscamos, además, constituir una comunidad de personas preocupada de lograr un modo de vida sustentable para un área que, aunque ha estado deshabitada durante mucho tiempo, está sujeta a fuertes presiones antrópicas.


Últimos trabajos realizados

» Pinguinos de Ahuenco, ver resumen en .pdf

» Síntesis de Investigacion en Ahuenco, descargar en word.