Esperando la visita de nuestros comuneros este verano, nuestro socio y actual administrador de Ahuenco, Lucho Olivares, con la colaboración de Varguitas y Pamela, han trabajado mucho en hacer los arreglos que requieren nuestras instalaciones después del invierno. A continuación algunas imagenes de los trabajos de los últimos tres meses:

Además se terminó el Mirador de los Pinguinos; se reparó el camping; se cambió las dos cocinas a leña (de la Casa Sur y la de la casa de José Vargas… ambas estaban muy viejas e imposibles de reparar); se compró una nueva bomba de agua; se llevó un gásfiter para que haga arreglos completos en las casas; se están terminando las obras del Sendero de Chile; y otros “varios imposibles de detallar”.

Por último, durante el mes de noviembre, nació un potrillito de nuestra yegua, aumentando a cinco la masa ganadera del predio. Para asegurar la conservación de nuestros bosques, se está cercando un potrero que evitará que los caballos entren al bosque.