Evaluamos en terreno y con el Directorio todas las alternativas: a) botarla y no tener nada; b) arreglarla y remodelarla; c) “congelarla” y empezar a juntar plata para construir una casa nueva. La conclusión fue que: a) es una construcción con bases de mala calidad; b) sin embargo, cambiando una parte importante del techo del lado Norte tenemos casa para 10 años mas (ya tiene 15 años por lo que 25 años no está nada mal para una casa tan expuesta a la lluvia y la sal); c) en la misma linea, requiere una intervención importante en aislación y puede ser mejorada sustantivamente con algunos ajustes térmicos;d) luego de esta intervención valdría la pena no meterle mas plata y empezar a juntarla para en unos 8 años mas empezar a construir una casa bien hecha, que nos dure los próximos 30 años. Considerando que la conclusión fué que vale la pena recuperarla por 10 años mas, vale la pena también invertir un poco en “embellecerla” por lo que incluiremos en el presupuesto forrarla por dentro (paredes y techo) con madera, poner ventanas de buena calidad (ciprés), evaluar una pequeña ampliación de la cocina en la casa N y comprar una cocina a leña eficiente con serpentin para agua caliente.

Además se arreglarán los baños del camping.

Esperamos a mediados de enero tener las casas en condiciones de recibir mas cómodamente a los socios. Por mientras siempre estará disponible una de las casas o se puede usar el camping.